febrero 18, 2011

El fracaso del apagón del 15 de febrero

El apagón del pasado 15 de febrero 2011 ha sido un fracaso total. He leido varias web donde se dice que ha sido un exito, un éxito pequeño, pero éxito al fin y al cabo, no reconocen el fracaso del apagón.
 Personalmente y analizando las cifras de demanda o consumo a nivel nacional, considero más bién que ha sido un fracaso total, motivado por lo de siempre, todo lo que suponga un sacrificio por nuestra parte, por muy pequeño que sea ese sacrificio,  no triunfará nunca. ¿Porque no se protesta con una acción parecida a ésta por el precio de la gasolina?. Os lo diré, simplemente porque entre otras acciones tendriamos que sacrificar el coger el coche los fines de semana y acostumbrarnos a andar un poco más todos los dias. Y si no hemos sido  capaces de hacer un simple apagón de 5 minutos el 15 de febrero, un solo día ¿de que vamos a ser capaz?

Una acción de protesta por parte  del consumidor la considero un éxito cuando obliga al suministrador a rectificar o sentarse a negociar, en cualquier otro caso es simplemente un fracaso. Y es lo que ha ocurrido con el apagón, se ha podido producir un descenso de consumo, pero tan insignificante que entra dentro de lo que el sistema asume. Me hace mucha gracia una página que he leído que valora el apagón en 30.000 euros y ésto lo considera un gran triunfo. La previsión de la demanda eléctrica es muy compleja, depende de muchos factores, climatología, un simple atasco en una gran población, incluso de los noticieros. Por tanto una protesta del consumidor que se materializa en un apagón no es algo de 5 minutos y un día y que la siga un 20% de los consumidores, con ésto no se consigue nada.

No sé en que se basan, algunos,  para no afirmar que el apagón del 15 de febrero fué un fracaso. Si se fijan bien en las tablas que incluyo entre las 22:00 y las 22.10 no hay una gran diferencia de demanda eléctrica. Lo único que me dice que ha podido caer algo el consumo es en el restablecimiento del mismo que se puede comprobar en el aumento de consumo. A las 22:00 h se demanda 37028 MW y a las 22:10 la demanda es 37.057. Pero si se fijan en el cuadro de análisis porcentual el aumento es de solo un 0.08%, se produce este aumento positivo el 1 de febrero, y en ese día no huno ningún apagón protesta y es incluso superior.

Consideremos la demanda total del día 15 de febrero: 807324 MW, superior a la del 14 de febrero que fué de 789.349 MW, la del 13 de febrero fué incluso inferior, 653.093 MW. En cuanto a la variación porcentual del consumo, entre las 20:00 y las 20:10 h. según he explicado anteriormente solo ha sido de un 0,08%, quiere decir que no ha habido una bajada muy grande del consumo a las 22:00 que se hubiera recuperado a las 22:10.


consumo electrico puntual. Analisis del fracaso del apagon 15 febrero



Cualquier dato que se analice demuestra que la mayoría de los españoles pasaron del tema del apagón, como pasan de los recortes sociales de Zapatero y como pasan de todo. Una apagón real en el que todo el mundo participe nos daría una tendencia clara de caida de datos de consumo eléctrico a una determinada hora, en éste caso a las 22:00 h.  y un coeficiente de recuperación muy superior al 0,08%. Analicen las columnas de variaciones porcentuales de una determinada hora a otra.

Análisis del fracaso del apagón del 15 de febrero. Variación porcentual de consumo por horas


 En las series temporales analizadas de la web ree.es solo tienen un comportamiento predicible el de consumos mínimos, por eso los incluyo. Observen que los consumos mínimos oscilan entre 26.018 y 24.458 MW, lo cual se produce entre las 4 y las 5 de la madrugada. en cambio los consumos máximos, la mayor demanda de electricidad se produce entre las 8 y las 9 de la noche, a excepción del día 15 de febrero que se producen a las 15:00 h., por tanto éste día lo veo atípico o es un error de la fuente. En los consumos mínimos se produce una caída sobre el consumo máximo entre un 37 y un 39.5%.

.
Análisis del fracaso del apagon 15 de febrero

Digan lo que digan tanto consumidores como la red eléctrica española, ninguno puede demostrar lo que defiende, ni yo doy más validez a lo que afirmo de que el apagón ha sido un fracaso. No obstante creo que las declaraciones del suministrador están más fundamentadas y  le doy la razón. Los que defienden que la medida del apagón ha sido un éxito se basa en contrastar las previsiones con los datos reales.  Tampoco nos podemos basar en previsiones y datos reales, pues si se analizan los gráficos y datos de la web de ree.es,  durante el mes de febrero, se observa que las diferencias son posítivas, es decir son más las veces que las  previsiones superan a los consumos reales que al contrario.  Una excepción puede ser la del 14 de febrero que hay una demanda prevista de 37420 MW para las 22:00 h y el consumo real resultó ser 36404 MW, lo que me induce a pensar que la previsión del día del apagón el 15 de febrero fué estimada en exceso. Así es que opino que en estos datos de "previsión - real" no podemos basar una afirmación de que el consumo ha caído, sin un gran sesgo por nuestra parte. Y tampoco debemos comparar los comportamientos de la demanda los "martes" fecha en que ha caído el 15 de febrero, pues como dije en un principio son muchos los factores que inciden en el consumo.

Por tanto y según todo lo expuesto insisto, para que una protesta materializada en un apagón, tenga éxito es preciso:

Que todos los que protestan la pongan en práctica. Y si no están dispuestos que no protesten y paguen religiosamente por su consumo eléctrico. ¡pero sin chistar!. Si protestan por la subida eléctrica que sean consecuentes.

No se puede hacer un simple apagón de cinco mínutos. Mínimo 10 minutos y creo que debe centrarse en el horario de mayor consumo. ( No he analizado los precios según horario).

El apagón no puede ser un solo día. Debe ser hasta nuevo aviso. Somos animales de costumbre, si hacemos algo tres días seguidos, nos acostumbramos y ya no nos cuesta trabajo. Pero hay que empezar haciendolo.

Por último diré que yo el pasado día 15 de febrero apagué mis luces a las 22:00 h. y no las volví a encender ese día. Simplemente me acosté. Esa noche descansé dos horas más que otras noches. Y para aquellos que ni siquiera apagaron cinco minutos les diré ¡no me pasó nada!.

La pregunta ¿para cuando el próximo apagón? Pero por favor que sea una propuesta seria y recojamos nuestra dignidad del suelo.

3 comentarios:

MANUEL E. dijo...

Irse a dormir es buena opcion. Descansa mas y consumes menos. Favorece la natalidad y asi no habra problemas con las pensiones futuras

blogger's dijo...

Pues mira no lo habia pensado pero buena medida anticrisis.jeje

Gustavo dijo...

Queda sobradamente demostrado que vivimos en un país en el que si el masoquismo se hace latente entre los españoles, la solidaridad resulta y resultará inexistente.
No ha sido un estrepitoso fracaso el supuesto apagón sino que ha sido una aclaración de nuestro modo de vida y nuestro sentido de la decencia, de la justicia y de la igualdad y de todo lo que una persona es capaz de hacer para sentirse moralmente bien desde esos principios. Los españoles somos muy dicharacheros cuando de pronunciar protestas se trata pero ese factor no hace sino quitar fuerza a nuestros actos.
Ya que no entro en duda que a nadie le gusta restar dinero a su sueldo, si efectivamente 5 minutos de apagar las luces se convierte en una dificultosa labor que cuestiona si el sacrificar durante 5 minutos todo aquello que dependa de la corriente eléctrica para dejar marca ante quien nos impone su criterio, es porque realmente somos afortunados, nuestra vida está plena y no despierta la necesidad de intentar cambiar las circunstancias actuales porque en el fondo, disfrutamos con la que vivimos o bien no es lo suficientemente negativa como para siquiera desear cambiarla.
Si bien la finalidad de ese micro apagón se basaba en demostrar al monopolio de la electricidad la respuesta de este país ante las subidas de precio por capricho, sí lo hemos conseguido y servirá de referencia para el resto de las existentes, aunque por desgracia para unos pocos, con el efecto opuesto al que buscaban.
Pero vayamos ahora a lo que acostumbramos, que por otro lado siempre es lo más cómodo y además funciona. Digamos que la culpa no es de nuestra propia persona, que estamos hastiados ya de no conseguir nunca nada y culpemos a los que a nuestro criterio son los responsables de nuestras desgracias, los políticos.
Siempre es una alternativa de desahogo en quien cuando se agota el tema de criminalizarles por un tema, siempre se puede encontrar derivaciones de otros temas y continuar con su desacreditación en ellos. Además esa es la idea que justifica nuestro freno a tan vigorosa fuerza verbal que tan destacadamente mostramos inicialmente y que nos excusa de no mover un solo dedo para cambiar las cosas.

En este país mientras no toquen el futbol… va bien